11/7/17

WE LOVE ARABS



COREOGRAFÍA y DRAMATURGIA: HILLEL KOGAN
INTERPRETACIÓN: ADI BOUTROUS y HILLEL KOGAN
MÚSICA: KAZEM ALSAHER y WOLFGANG AMADEUS MOZART
DURACIÓN: 55min
FOTOGRAFIA: GADI DAGON
PRODUCCIÓN: DDD
MERCAT DE LES FLORS (PB, GREC 2017)

Que poco acostumbrados estamos a la autocrítica y la mayor parte de las veces que se producen queda reflejada de una manera pomposa, que es como pensar que no sabemos para qué se ha llevado a cabo. Hillel Kogan no sólo se atreve a criticar la denominada ‘Alianza de Civilizaciones’, la mirada hacia el otro, el ser diferente, sino que ataca los cimientos de la danza, en una especie de ‘postureo’ simbólico del artista versus su arte.

Los espectadores realmente asistimos a lo que sería un ensayo, el inicio de la preparación de un supuesto espectáculo que se representará próximamente en un lugar del desierto, en un festival creado para la ocasión, una especie de maratón creativo de tres días de duración. Y, aunque a ‘su protagonista’ no sea amigo del texto en los montajes de danza, sino de expresar sentimientos, emociones y vida a través del cuerpo, nuestra experiencia como espectadores es haber asistido a una conferencia sobre y con danza, pero sobre todo con mucho humor.

Un judío y árabe, que no musulmán, son los protagonista de esta unión que no hay muro que los separe. Un intento por destruir los símbolos del conflicto y de ir más allá. Una crítica, desde el humor, de cómo la tolerancia no siempre se resuelve en el respecto al otro. Cómo desde una idea propia de cómo mover el cuerpo para describirse es todo un conflicto dependiendo de los ojos con los que se mire.

Un tópico seguido de otro irá pasando por nuestros ojos para que con un simple discurso o movimiento seamos capaces de visualizar que nuestro supuesto respeto hacia el otro, hacia lo que desconocemos, queda resquebrajado. El como el humo de la última escena, se diluye, lo nubla todo. Todo menos el humor, la pieza clave de este montaje. Gracias a él, las palabras, las ideas entran en nuestras cabezas sin que prácticamente nos enteremos. El humor deja poso, una realidad absolutamente demoledora.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada