GENTRY


investigación, creación e interpretación MOS MAIORUM: MARIONA NAUDIN, IRENEU TRANIS y ALBA VALLDAURA
dramaturgia MARC VILLANUEVA MIR
interactivos y audiovisual VENTURA LÓPEZ KALÁSZ
duración 90min
fotografías ROGER ROSSELL
producción GREC 2018 FESTIVAL DE BARCELONA, INSTITUT DEL TEATRE y MOS MAIORUM
SALA HIROSHIMA (GREC 2018)

No hace falta que nos vayamos porque nos echan. Si no sabes de qué estoy hablando es que no vives en Barcelona. En esa Barcelona de Posa't guapa postolímpica que nos estamos comiendo con patatas. De esa que vive cara a la galería, 24/7 y que expulsa a sus habitantes a vivir qué se yo dónde porque es imposible pagar un piso (de alquiler, de compra mejor ni hablamos) con los sueldos basura que tenemos.

Muchos temas encima la mesa de este montaje de teatro documental y experiencial necesario, no apto para aquellos espectadores que busquen sentarse cómodamente en sus asientos y escuchar. Nada de comodidad que para eso estamos siendo desalojados de nuestra ciudad.



Turismo sin control, especulación inmobiliaria, fondos buitre, mejoras encubiertas y un largo etcétera que Gentry resumen en menos de 90 minutos. La experiencia es total y el espectador "siente" en propia carne una milésima parte del drama real. Siempre hay disidentes que luchan pero el factor derrota acaba pesando en las conciencias de muchos.

El espacio escénico, de Claudia Vilà, es uno de los puntos claves del montaje. Blanco puro, linóleum incluido, cuatro pantallas delimitan el cuadrado y actores y público comparten lugar, miradas e incluso palabras. Sensación total de comunidad, de que juntos podemos lo que por separado parece imposible.



Durante casi todo el montaje, las pantallas nos muestran la realidad de fuera, lo que debería mostrarnos los TN día tras día, pero que por las vías "normales" no recibimos. Impotentes recibimos todas las imágenes de Ventura López Kalász.

Los actores utilizan la técnica de Verbatim para lanzar casi todos los mensajes, un sinfín de datos imposibles de recordar, que suman tragedia a las imágenes. El trabajo de documentación ha sido arduo. Pero la vida no es sólo tragedia y Mos Maiorum apuesta por incluir ciertos momentos de alivio, que despiertan una sonrisa, aunque no por ello  abandonen la parte crítica, sino que de alguna manera la hacen de manera más amable.

Gentry es un montaje imprescindible para todos. Que debería estar toda una temporada en cartel para que todos los colegios e institutos del país pueda venir a verlo y poder abrir un debate a posteriori. Dicen que la esperanza es lo último que se pierde. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario